Close

¿Todavía no eres miembro? Regístrate ahora.

lock and key

Conéctate a tu cuenta de usuario.

Account Login

¿Olvidaste tu contraseña?

¡ATENCIÓN A LA IMAGEN!

 Desde luego es una imagen, una señal esperanzadora para el mundo del 4×4 porque algo así, aunque no lo parezca, engloba muchas cuestiones.

INDICADORES CORRECTOS

INDICADORES CORRECTOS

 La persecución descontrolada y sin sentido hacia el mundo del todo terreno (motos, coches y quads, da igual) que se ha llevado a cabo no sólo en algunos lugares de España, sino también en algún que otro país europeo, provoca una serie de consecuencias que, como en toda acción inconsciente, no se han calculado en absoluto.

 No voy a extenderme en las innumerables ventajas que la afición del 4×4 tiene en el campo de la ecología, psicología, deporte, economía, educación, etc., etc. Simplemente quiero reseñar dos de esos puntos: cuando alguna de nuestras selecciones nacionales gana un campeonato no es algo que se haya conseguido de un día para otro. Nos encanta que nuestros compatriotas obtengan títulos internacionales en el mundo del deporte. Pero para eso hay que crear afición desde el primer momento. Si hace unas décadas se hubiera prohibido el tenis en toda España, no creo que Nadal hubiese llegado a nada. Si algo así ha sido posible, al igual que en otros muchos casos y disciplinas muy distintas, es porque hay pistas, clubes, periodistas, tiendas, información y entrenadores que han puesto al alcance de los chavales la posibilidad de empezar pronto a practicar. El mundo de los rallyes 4×4 no iba a ser diferente.  En cualquier caso, eso de prohibir, y no regular, suena, como es lógico, totalmente dictatorial.

 La otra cuestión básica y primordial es la pasta. Como todo el mundo sabe, el mundo del motor suele mover bastante  dinero (coches, preparaciones, repuestos, talleres, fabricantes, accesorios,…) y el mundo del todo terreno no es una excepción. Pero en este caso además, hay que añadirle el componente turístico. Algo que otros países de nuestro entorno sí han sabido aprovechar con pingües beneficios.

 En el caso de la fotografía que nos ocupa no sólo se trata de la imagen en sí. Cuando en el pueblo en el que está situada esta señal, preguntas cómo llegar a la estación de esquí de Manzaneda, todo el mundo,de una menera completamente natural,  te indica por el mismo lugar: “hay una señal bien clara”, pensarán los habitantes de Cerdedelo (Ourense), sin importar si ese camino está o no asfaltado. Además, si no escoges ese camino, o no tienes un 4×4, o la pista está demasiado nevada para poder pasar, la vuelta que hay que dar para alcanzar el destino es considerable. 

Éste no debería de ser un caso aislado porque el artículo 19 de la Constitución Española nos da el derecho a circular por el territorio nacional, esté asfaltado o no, y la lógica regulación de ese tránsito tendría que hacerse de forma independiente a las características del camino.

Deja una respuesta