Close

¿Todavía no eres miembro? Regístrate ahora.

lock and key

Conéctate a tu cuenta de usuario.

Account Login

¿Olvidaste tu contraseña?

CRÓNICA ASAMBLEA AUTT. (1)

Como Delegado en Galicia de la AUTT, Asociación de Usuarios del Todo Terreno  he tenido la oportunidad de proponer que la Asamblea 2018 se celebrase en Galicia. Y efectivamente así ha sido durante los días 28, 29 y 30 de Abril. Noemborques se ha encargado de toda la organización en lo que se refiere a rutas, restaurantes, visitas, actividades y un largo etcétera de cosas que hay que preparar en un evento de esta índole. El lugar escogido ha sido la península del Barbanza por ofrecer una magnífica combinación de paisajes, gastronomía, cultura, lugares en donde realizar rutas 4×4, colaboración de los ayuntamientos, visitas y actividades que se podían disfrutar.

 No quiero comenzar esta crónica sin agradecer a la directiva de la AUTT el haber dado su apoyo para hacer la XVIII Asamblea en Galicia, a todos los socios que han acudido a la misma, así como a los que les hubiera gustado y no han podido venir en esta ocasión, a los establecimientos elegidos y, como no, a todos los ayuntamientos por su colaboración.

 El viernes 27  ya iban llegando algunos de los participantes al Barbanza. Al día siguiente había que estar en el puerto de Corrubedo a las 9:30. Allí estaba previsto hacer las inscripciones y entregar algunos regalos por parte de la AUTT, y folletos turísticos del ayuntamiento de Pobra do Caramiñal, que es en dónde terminaría la ruta del sábado.

 Después de las explicaciones de rigor, algunos participantes arrancaban detrás de Quique por carecer de ningún dispositivo con el que seguir el track de la ruta. A continuación, les seguían el resto de vehículos y en seguida, abandonaban el asfalto y se adentraban en los primeros caminos gallegos, encontrando una especial de roderas embarradas. ¡Lástima!, debido a la poca lluvia caída en los últimos días, sólo le faltó el barro. Pronto la pista los llevaría a la segunda especial, que consistía en una entrada algo fuerte a un cortafuegos. En la cima, las vistas eran espectaculares, pero todavía no habían llegado al punto álgido de las panorámicas. Para los que no pudieron o decidieron no subir por la especial, estaba marcado un camino alternativo. Los pasos alternativos a las especiales estaban previstos en todas las rutas a lo largo de los tres días. Más adelante llegaban al monte Tahume y allí, aparcando el coche y subiendo a pie a la cima, se obtenía una panorámica de 360 º que permitía divisar la rías de Muros- Noia y de Arosa en todo su esplendor. El clima acompañaba con un sol radiante y se pudieron sacar bonitas fotos.

RUTA DÍA 1

RUTA DÍA 1

 Este paseo turístico 4×4 continuaba por diferentes pistas y caminos hasta llegar a la tercera especial. Al final de ésta, había un paso alternativo antes de unir con la cuarta especial. Esta sí era una fuerte subida bastante trialera que le dio trabajo a más de uno. El que lograba coronar, llegaba a una pista principal, uniéndose con los que venían de la alternativa, continuando todos hacia el final de la ruta en el camping Ría de Arosa II. Pero antes, hubo tiempo de hacer una paradita en el camino para tomar un aperitivo, disfrutar del día de sol y de las hermosas vistas.

La primera comida sería en el restaurante La Cascada del camping Ría de Arosa II. Después de la comida, todos los que se habían anotado, se trasladaron a Pobra do Caramiñal, en donde estaba prevista una visita guiada a la parte histórica del pueblo por cortesía del ayuntamiento. Desde aquí, agradecemos al concello de Pobra do Caramiñal toda la colaboración prestada.

Aquellos que decidieron no apuntarse a la visita guiada, tenían otras alternativas, como dar un agradable paseo por el centro de Pobra, por algunas de las playas del municipio, visitar el museo dedicado a la figura de Valle Inclán o, simplemente, tomarse algo en alguna de las muchas terrazas disponibles.

Por la noche, vuelta al restaurante La Cascada para disfrutar de la cena y prepararse para el día siguiente.

El domingo la cita era en el camping Barraña en el ayuntamiento de Boiro a las 9:30. Algunas inscripciones nuevas y entrega de la información turística correspondiente al ayuntamiento de Porto do Son, que sería el que visitaríamos al día siguiente. La ruta comenzaba con un pequeño enlace por carretera, pero una vez que abandonábamos el asfalto, prácticamente ya no lo volveríamos a ver hasta el final del paseo.

Nada más entrar en tierra, la ruta discurría por unos caminos algo rotos muy divertidos. Un poco más adelante, aparecía la primera especial: una subida fuerte antes de enlazar con la carretera. Unos metros más adelante, ya comenzaba otra vez la pista de tierra que nos conducía a la segunda especial: un largo cortafuegos de subida. Este era el plato fuerte del día. Casi todos los participantes se reagruparon para, aprovechando el rayito de sol, dedicarse a tomar algo en medio de la naturaleza, que es en donde mejor sienta la comida. Sin embargo, hubo que recoger a toda prisa debido a una fuerte granizada que sirvió de acicate para arrancar de nuevo. Buenos caminos y pistas conducían al siguiente punto asfaltado que para los aficionados al 4×4 carece de interés en la mayoría de los casos. Sin embargo, en este pequeño enlace, se pasaba por delante de la cascada de Cadarnoxo, una de las más altas de Galicia. El trocito de asfalto merecía la pena. Pronto volvíamos a las pistas de tierra y continuaba la ruta hasta regresar a Boiro e ir al restaurante Chicolino en donde estaba prevista la comida. Un salón para nosotros solos ayudó a degustar de un menú rico y bien presentado, y también para disfrutar con mayor comodidad del propio acto de la Asamblea. Hechas las exposiciones y presentaciones por parte de la directiva, se procedió a la votación de varios de los puntos previstos. Después de esto, los socios tuvieron la oportunidad de plantear diversas sugerencias y dudas. Entre ellas, las más relevantes fueron dos: una de ellas hacía referencia a qué iba a hacer la AUTT por los socios. A este interrogante la directiva contestó que el planteamiento de nuestra asociación era y debía de ser más bien otro distinto: que podía hacer el socio por la AUTT. Es con el esfuerzo, el trabajo y la implicación de todos como podremos alcanzar nuestros objetivos que no son otros que la posibilidad de circular por los caminos y pistas de España libremente. Con la aportación individual es como podremos llegar a un bien común. En este punto, creí conveniente intervenir para animar a los socios de Galicia a trabajar en común, si bien cada uno realizando una labor localizada en cada una de las zonas que más conoce y quizás tenga más cercana, reiterando mi disposición y colaboración como Delegado de la AUTT en nuestra comunidad en todo lo que fuese necesario y en todas las iniciativas que precisasen apoyo de algún tipo.

Otras de las cuestiones planteadas era el estado de la normativa en esta zona del noroeste de la península. Además de responder a esto, la directiva recordó e hizo hincapié en el servicio de defensa jurídica que está disponible para todos los socios ante cualquier conflicto que pudiera surgir relacionado con la circulación fuera de asfalto.

Una vez finalizada la Asamblea, la cual se alargó un poco más de lo previsto, todos aquellos que quisieron, nos trasladamos de nuevo a Pobra do Caramiñal. Una vez más, aparcábamos los coches para iniciar una ruta de senderismo que nos llevaría hasta una de las maravillas de esta zona: las piscinas naturales del río Pedras. Porque no todo va a ser coche, a lo largo del recorrido no sólo disfrutamos del paisaje y el ejercicio, también cruzamos un antiguo puente y pasamos por la ruinas de un antiguo monasterio. Las vistas en este recorrido conjugan el río, las piscinas naturales, las montañas, los bosques y, al fondo, la ría de Arosa. Simplemente, espectacular. Como alternativa se planteaba dar un paseo por Riveira, disfrutar del Ecoparque de San Roque o visitar  el parque natural del complejo dunar de Corrubedo.

 Al finalizar la excursión, prácticamente era la hora de trasladarse de nuevo al restaurante Chicolino para la cena. Con la misma calidad que a mediodía, disfrutamos de una agradable cena, antes de retirarnos para estar preparados para la ruta el día siguiente. Era la última, pero duraría todo el día.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta