Close

¿Todavía no eres miembro? Regístrate ahora.

lock and key

Conéctate a tu cuenta de usuario.

Account Login

¿Olvidaste tu contraseña?

CRÓNICA ECO RUTA 2017

Tercera edición de la Eco Ruta Noemborques con record de participación. Como ya hemos comentado, el objetivo de esta ruta es promover una conducción más eficiente y sostenible en la que prime la técnica. Ese es el motivo por el que, al final del recorrido, se entrega un regalo al piloto que menos combustible consuma, valorando el que se meta en todas las especiales, que ahí también se gasta. Cada participante tendrá que llenar el depósito al salir y volver a llenarlo al llegar a destino para hacer el cálculo de consumos. ¡Y Cuidado! No es la primera vez que hay sorpresas. Aún así, hacemos dos categorías, ya que todo tipo de vehículos 4×4 tienen cabida en esta excursión. De hecho, en esta edición acudieron desde un Jeep Grand Cherokee 5.2 V8, hasta un Dacia Duster o un curioso Umm portugués.

En la estación de servicio Cepsa de Guitiriz (Lugo) situada en la A-6 daba comienzo sobre las 9:00 el llenado depósitos y bajada de presiones de los neumáticos. El barro que encontraríamos más adelante lo justificaba plenamente. A las 9:30, después de las inscripciones, los participantes disfrutaron del desayuno ofrecido por Cafestore de Guitiriz, a cuyo personal agradecemos sus atenciones.

Comienza la ruta y enseguida entramos en el monte en una zona boscosa de gran belleza gracias a las especies autóctonas que abundaban, a base de robles y castaños. Pronto encontramos la primera especial y las primeras dificultades. Mientras algunos intentan superarla, uno de los participantes que había ido por la ruta alternativa, se mete accidentalmente en una braña de la que costó algún tiempo sacarlo. Después del espectáculo del rescate, continuamos ruta para cruzar la N VI y la línea férrea Lugo- Coruña. Poco después entramos en la Sierra da Cova da Serpe, la cual discurre íntegramente dentro de la Reserva de la Biosfera Terras do Miño. En este punto y debido a la cantidad de coches participantes, se van haciendo dos grupos, divididos a su vez por otros subgrupos entre los que quieren y pueden ir por las especiales y los que continúan la ruta normalmente.

Antes de llegar a la especial 2, algún participante (Dacia) ya tuvo algún que otro problemilla con el barro en una subida, pero fue debido sin duda a la falta de tacos en los neumáticos. Ya en la especial, fueron muchos los que se vieron atrapados por la gran cantidad de barro. Como siempre, entre la ayuda de unos y otros, continuamos ruta hasta la especial 3 que, aunque está muy bonita por la cantidad de roderas, agua y barro que tiene, no supone ninguna dificultad para ninguno de los participantes. Así que continuamos por la ruta hasta la especial 4: la supermandanga. No era apta para todos los públicos, pero ésta, sin duda, marcó la diferencia entre los que estaban dispuestos a superarla y los que sólo lo intentaron. Algunos subieron de una manera que daba la sensación de que resultaba algo fácil, como el Nissan Patrol de Miguel o el Gran Cherokee 5.2. Nada más lejos de la realidad. Claramente el Grand Cherokee 4.7 v8 de Lolo no lo consiguió debido a que llevaba demasiada presión en las ruedas, pero el campeón en esta especial fue sin duda el Umm. No lo logró a la primera, pero su conductor no cejó en el intento. Le puso cadenas al tren delantero en en esta ocasión le faltó poco. Quedó enganchado y ya sólo se podía ir hacia adelante, por lo que hubo que hacer uso del cabrestante en varias enganchadas. Es cierto que fue con ayuda, pero su tenacidad tuvo su recompensa.

La quinta especial tampoco revertía gran dificultad en su primer tramo de bajada. El de subida ya era otro cantar y nadie probó a meterse en este día tan lluvioso en el que el terreno estaba muy suelto y podía suponer algún riesgo importante, ya que además de tener mucha pendiente, resulta que está en lateral.

 Con todo esto, llegó el momento de detenerse a comer. Ya estábamos en una zona alta y la nieve que hasta entonces veíamos tímidamente en los bordes del camino, se hizo más presente. Los más pequeños (y alguno que ya no lo era tanto) pudieron disfrutar con ella entre bocado y bocado.

FERVENZA DAS BRAÑAS

FERVENZA DAS BRAÑAS

 La siguiente etapa de la ruta nos llevó a la cascada das Brañas en el Ayuntamiento de Toques. Tras una pequeña zona de remansos, sobre rocas anfibolitas, el río Furelos se encuentra con un salto de unos 40 metros en los que forma la cascada. A su lado, un antiguo molino es eterno vigilante de la caída de agua. El Furelos, después de abrirse en la cola de caballo que forma la cascada, sigue su camino en dirección a su río principal, el Ulla. Muy cerca, tenemos Toques en donde pudimos hacer una paradita para el café. Los caminos y pistas nos acaban llevando hasta Sobrado dos Monxes, con su laguna y su monasterio.

La laguna de Sobrado fue construida por los monjes del monasterio entre los años 1500 y 1530, represando las aguas de varios arroyos que forman las fuentes del río Tambre. El objetivo del embalse, aparte de llevar agua corriente a las cocinas del monasterio, era regar sus prados y mover sus molinos, incluso en tiempos de sequía. Un último motivo, no menos importante, era disponer de pesca, especialmente en Cuaresma. En esta época tenían que abstenerse de comer carne, y las truchas que criaban en la laguna eran un excelente substituto. Transcurridos cinco siglos, la laguna se muestra hoy perfectamente naturalizada.

El Monasterio de Santa María de Sobrado, aparece citado ya en documentos de finales del siglo X, con el nombre de “San Salvador”. La historia de los 150 primeros años de vida del Monasterio no está suficientemente estudiada; sabemos que a principios del siglo XII el Monasterio se encuentra abandonado. En 1142 Bernardo de Fontaines, que hoy conocemos como san Bernardo, envía desde Claraval (Francia), de donde es abad, una comunidad de monjes. Así, el 14 de febrero de 1142, comienza en Santa María de Sobrado la vida monástica cisterciense. Durante el resto del siglo XII y el siglo XIII el Monasterio desarrolla una gran actividad espiritual y económica. Después, como la mayoría de los Monasterios de España y Europa, conoce una etapa de decadencia que se detiene el año 1498, al incorporarse el Monasterio a la Congregación de Castilla. El Monasterio recupera gran parte de su grandeza; la mayoría de los edificios que actualmente se conservan, comienzan a construirse a partir de esta nueva época. La monumental iglesia se termina a finales del siglo XVII y en el año 1708 se consagró solemnemente.  Actualmente tiene, además, servicios de albergue del Camino de Santiago y Hospedería.

 Ya anocheciendo, continuamos ruta a través de caminos y pistas sencillas. Sin embargo, el último obstáculo lo encontramos en forma de árbol caído. Con Anterioridad, Eduardo nos abrió camino por un lateral, pero todavía hubo que trabajarlo un poco para que los Jeep Renegade pudieran pasar sin sufrir daños.

 Finalmente, llegamos al restaurante Carballeira en Teixeiro, en donde nos sirvieron una reconfortante cena. Aprovechamos los postres para hacer entrega de los regalos. En la categoría de menos de 2.500 cc. el claro vencedor fue el Umm, ya que fue de los que menos consumo hizo pasando por el mayor número de especiales. El esfuerzo tuvo su recompensa y se fue a casa con un estupendo jamón. De menos a más, los consumos se situaron de la siguiente forma:

  • Jeep Renegade diésel con 9,66 litros, Javato (el vencdor), Nissan Navara, Jeep Renegade gasolina, Suzuky Vitara, Land Rover Discovery de Jacobo, Galloper, Dacia Duster y Discovery de Manuel, éste último con 15,45 litros.

En la siguiente categoría también había un claro vencedor en cuanto al consumo, que fue el Terrano de Lolecho, sin embargo fue el Patrol de Miguel quien hizo más especiales y quien finalmente se llevó el otro jamón. En esta categoría los consumos se situaron así:

  • Terrano con 14,31 litros (buena conducción Lolecho), Grand Cherokee 4.7, Patrol Gr, Patrol vencedor, Toyota Land Cruiser, Toyota HDJ 100 y a cierta distancia el Grand Cherokee 5.2 con 27,66 litros consumidos.

Además, a todos los que no participaron en el concurso y a los que no ganaron, por cortesía de Cepsa se les hizo entrega de una bolsa con diversos obsequios.

Pedimos disculpas por los posibles errores cometidos. Noemborques da las gracias a todos los participantes por su asistencia, a las personas de la organización por sus esfuerzos para que todo saliera lo mejor posible, a José Manuel y al personal de Cafestore de Guitiriz por el apetecible desayuno que nos ofrecieron, a Benito y al personal del restaurante Carballeira por su diligencia y amabilidad en el trato con nosotros y a Cepsa por su colaboración y regalos.

Os esperamos para la edición del año que viene y para las rutas de Semana Santa.

 

Deja una respuesta