Close

¿Todavía no eres miembro? Regístrate ahora.

lock and key

Conéctate a tu cuenta de usuario.

Account Login

¿Olvidaste tu contraseña?

EL HIMNO GALLEGO

 Ayer hablaba de Pondal y su contribución a la letra del himno gallego. Sin ánimo de alentar ningún tipo de sentimiento nacionalista (lo cual respeto mucho), sí hablaré hoy un poco de esta canción cuya historia y letra creo que desconocen demasiados gallegos.

 El día 20 de diciembre de 1907, en el «Gran Teatro» de La Habana, se estrenó el Himno gallego. En día muy solemne, en homenaje póstumo a Pascual Veiga, con el fin de recabar fondos para erigir un monumento a su memoria en Mondoñedo, pudo ser cantado por primera vez.

 El Himno gallego, fue el resultado de un gran esfuerzo de coordinación de José Fontenla Leal. Primero, había pedido la letra a Curros Enríquez, la gran figura gallega en La Habana en ese momento, y la música a Castro «Chané», pero al no haberla conseguido con la premura que necesitaba, eligió el poema Os Pinos de Pondal, estableció contacto con Pascual Veiga y el resultado fue un himno entre literario y patriótico, no muy común en cuanto a sus símbolos y, desde luego, no muy común en el sentido de que fue aprovechado un poema ya escrito, parcialmente, y no un poema escrito especialmente para hacer un himno.

 Como el poema no fue escrito directamente para Himno, sino que era un poema que Pondal había escrito hacía algún tiempo, el número de estrofas no es el mismo que la parte que se canta. El poema Os Pinos tiene diez estrofas, de las cuales,  se cantan cuatro solamente.

Es un Himno que, desde su estreno en 1907, ha pasado por muchas vicisitudes, desde la prohibición absoluta, en tiempos de restricción espiritual y expresiva, hasta la permisividad total, sin obstáculos ni censura, pasando por situaciones intermedias, muchas veces ambiguas, en las que se ha tolerado su práctica, pero interpretado como una canción más dentro del rico folklore gallego.

 Y esta es la letra del Himno Gallego:

Qué din os rumorosos
na costa verdecente
ao raio transparente
do prácido luar?
¿Qué din as altas copas
de escuro arume arpado
co seu ben compasado
monótono fungar?

Do teu verdor cinguido
e de benignos astros
confín dos verdes castros
e valeroso chan,
non des a esquecemento
da inxuria o rudo encono;
desperta do teu sono
fogar de Breogán.

Os bos e xenerosos
a nosa voz entenden
e con arroubo atenden
o noso ronco son,
mais sóo os iñorantes
e féridos e duros,
imbéciles e escuros
non nos entenden, non.

Os tempos son chegados
dos bardos das edades
que as vosas vaguedades
cumprido fin terán;
pois, donde quer, xigante
a nosa voz pregoa
a redenzón da boa
nazón de Breogán.

Deja una respuesta