Close

¿Todavía no eres miembro? Regístrate ahora.

lock and key

Conéctate a tu cuenta de usuario.

Account Login

¿Olvidaste tu contraseña?

Y ¿QUÉ PASA CON LA DENTADURA?

Fuente: El Mundo

“Sólo las personas estériles –menor de 40 años si es mujer y menor de 55 si es hombre– podrán tener acceso a los servicios asistenciales públicos de la reproducción asistida. De este modo, los tratamientos para tener hijos únicamente serán financiados por «motivos terapéuticos y preventivos ». Tal y como se recoge en el vigente real decreto de 2006, no se incluirán expresamente a las lesbianas ni a las que carezcan de pareja y deseen ser madres. Así lo aprobaron ayer los responsables del Ministerio de Sanidad y la mayoría de los consejeros autonómicos en el Consejo Interterritorial de Salud. Las comunidades de Andalucía, País Vasco, Canarias y Asturias mostraron su rechazo al entender que se quedan fuera de la financiación pública las mujeres homosexuales y las fértiles que carezcan de pareja. Una jefa de la Unidad de Reproducción Asistida de un importante hospital madrileño resumía ayer la noticia que ha removido despachos y calle durante estos días: «Total, que todo queda tal y como está». «Las mujeres que tengan problemas médicos para concebir pueden acudir a la fecundación asistida con financiación pública», señaló ayer la ministra Ana Mato. «El único criterio va a ser el que diga el médico, no es un criterio político y mucho menos partidista», añadió. «Estamos hablando de una cartera que financiamos con el esfuerzo de todos, por lo tanto creemos conveniente que todas las mujeres que tengan un problema médico, tengan, por supuesto, la posibilidad de tener un bebé».

LA MINISTRA ANA MATO Y ALGUNOS CONSEJEROS AUTONÓMICOS

LA MINISTRA ANA MATO Y ALGUNOS CONSEJEROS AUTONÓMICOS

Preguntada sobre qué criterio tendrá el facultativo para incluir o excluir a un paciente de un diagnóstico de infertilidad, Mato dejó una pista y una convicción: «No creo que la falta de varón sea un criterio médico». La polémica se abrió paso hace unos días por lo que, en realidad, es una exclusión (la de las mujeres lesbianas y la de las que carecen de pareja) por omisión. Lo cierto es que el enredo tiene que ver con la semántica. «Ha habido un problema de interpretación, no sé si malintencionado o no», señalaba la ministra. En el borrador presentado por Sanidad se hacía referencia al término pareja. Su redacciónha sido cambiada por personas«Hombre o mujer», acertaba Mato, «al final se trata de personas».

 Las voces críticas creen que el problema con la omisión referida es que se uniformizará en todo el Estado un criterio que no siempre ha sido homogéneo en todas las autonomías. «Una vez más, el PP utiliza la crisis para imponer su ideología y para coartar la libertad de las mujeres impidiéndoles el derecho a la maternidad », dijo ayer Purificación Causapié, secretaria de Igualdad del PSOE, informa Efe. La política recordó que su partido ha solicitado la comparecencia de Mato en el Congreso para que explique esta actitud «homófoba» y «sexista». “

 Con estos líos andamos en estos momentos y luego nos quejamos por los recortes. Creo que la sanidad es un ausnto demasiado serio y, desde luego que son  importantes tanto la repoducción como la procreación a muchos niveles: psicológico y hasta económico, pero no acabo de entender como cosas como estas están incluídas en el programa sanitario español y en el siglo XXI todavía no lo están otras tan importantes como la asitencia bucal y dental de un modo más amplio, que, como todos sabemos, acaban afectando y provocando otras enfermedades en el organismo.

 Tener hijos: por supuesto. Pero luego que los dientes se los arreglen sus padres. Supongo que dentro de las prioridades humanas, la primera será poder alimentarse correctamente. La boca es fuente de más problemas sanitarios de los que nos pensamos y no lo digo por las palabras que pueden salir de ella.

 

 

Deja una respuesta