25 OCT

MÁS COSAS EN EL FESTIVAL AIRE LIBRE

Otra de las actividades que tendremos este fin de semana en el Festival Aire Libre 2018 será una exposción y exhibición de vehículos radio control.

 Esta muestra estará a cargo de la Asociación Deportiva Arteixo RC. Reproducimos aquí un reportaje de Diario de Arteixo, para conerlos un poco más y acercarnos al verdadero mundo del radio control.

¿En qué consiste el Radio control? La gente oye radio control y lo primero que se le viene a la mente son los típicos coches de radio control que se le compran a los niños. Pero esto va más allá. No son juguetes de plástico y a pilas. Hablamos de materiales de competición como titanio, acero y fibra de carbono. Estos coches tienen electrónica y telemetría que indica la temperatura del  motor o las revoluciones. Es una competición de “coches de verdad”, con las mismas prestaciones, pero a escala reducida.

¿Cómo nació la asociación? Empezó hace tres años como algo amateur. Un grupo de amigos que teníamos este tipo de vehículos y nos reuníamos los fines de semana. Comenzamos por una parcela en Loureda pero se quedó pequeña y buscamos una parcela más amplia en Larín. No tenemos respaldo económico de ninguna gran empresa así que fuimos poco a poco creando las instalaciones con aportaciones de nuestros bolsillos.  Nos enteramos de que se organizaban carreras oficiales en el territorio nacional. Así que sacamos la licencia, organizamos todo y fuimos a una prueba en el País Vasco. Allí, nos dijeron que si teníamos instalaciones, nos incluirían en el calendario de este 2018 y así fue.

¿Hay alguna mujer en la asociación? De momento, las mujeres ayudan con la preparación y labores de mecánica pero ninguna ha dado el salto para ponerse a los mandos. Es un deporte unisex, no hay ningún tipo de limitación de género. Yo tengo una hija y estoy seguro de que le gustará y acabará cogiendo los mandos porque está viviendo esta afición.

¿Hay bastante afición? Sí, hay mucha afición. Mucha gente que tiene estos coches va a campos o caminos porque no sabe muy bien dónde utilizarlo. Nosotros hicimos un circuito para poder englobar varias escalas. La nuestra es escala 1/6 pero podemos acoger pruebas de escala 1/8 y 1/10, un abanico amplio para todo tipo de vehículos. Nuestro primer paso fue constituirnos como asociación y organizar una prueba para ver cómo salía. El siguiente paso es abrir la asociación a toda la gente que quiera disfrutar de esta afición. A lo largo del fin de semana, se nos acercaba gente a comentarnos que tenían coches y cómo podrían hacerse socios. Así que daremos ese paso para que la gente pueda asociarse, hacer uso de las instalaciones y que esto crezca.  Tenemos pensado organizar pruebas o campeonatos para todas las escalas con inscripción libre.

¿Es necesario mucho conocimiento para tener los coches a punto? Se necesitan unos pequeños conocimientos de mecánica. Llevan motores de explosión, un tipo de motor de combustión interna. Es igual a un motor de explosión normal, con su cigüeñal y pistón pero en escala reducida. En tu mesa con un juego de destornilladores, puedes desmontarlo y repararlo. Además, hay que estar al día con las mejoras y novedades de los fabricantes.

¿Qué recomendáis a alguien que se quiera iniciar? Hay diferentes categorías. La escala 1/6 es la más amplia. Bajando en tamaño están la 1/8 y 1/10. Para comenzar, recomendamos la escala 1/10 modo eléctrico. En escalas menores, puedes tener un equipo completo por 300 euros. Según subes de escala, el desembolso económico es mayor. Si hablamos de segunda mano, en la escala 1/6, puedes comenzar con un desembolso de 500 euros para un equipo completo de iniciación. Si quieres algo para competir, estaría entorno a los 1300 euros. Si vas a cosas nuevas, de fábrica, a partir de los 2.000 euros.

¿Qué tal la experiencia en la competición nacional? Muy bien. Nos acogieron de forma favorable y mientras que se pueda, seguiremos acudiendo porque es un deporte y una experiencia sana. Nosotros fuimos pioneros al introducir en la competición a nivel nacional la modalidad 4X4, de tracción total. A nivel nacional sólo se competía en la modalidad 4X2, de tracción trasera. En las primeras carreras, competíamos en la categoría 4×2. Los coches de tracción total tienen mayores prestaciones y la gente no estaba de acuerdo. Así que la categoría 4X4 fue creciendo con más pilotos y ahora es una categoría independiente.