18 NOV
Actualidad

CRÓNICA IRON 24 CIUDAD DE LA CORUÑA

Sólo los más viejos del lugar recuerdan los todo terreno en la Plaza de María Pita. Gracias a Noemborques y después de muchísimos años, han vuelto de la mano del Iron 24 Ciudad de La Coruña 2019. 
El parque cerrado se abría a partir de las 20 horas del viernes 15 de noviembre y llegaban los participantes más madrugadores. Dado que la climatología no acompañaba, el briefing se hacía en el restaurante Noray. Con todo claro, se daba la salida a las 22 horas, saliendo los participantes por Puerta Real hacia La Marina. Después de un pequeño paseo por la ciudad, enseguida entraban en su recorrido por el monte. La primera parada sería en la estación de Bregua, lugar en donde se les hacía un regalo a todos los participantes de una mochila y se les facilitaba la cena. Al café, estaban invitados en el bar de la estación.
La noche continúa y el recorrido también. Comienzan a aparecer las primeras dificultades en forma de árboles caídos. El temporal ha dejado sus huellas y eso retrasa la marcha de los participantes. Pero tamibén otras muchas circunstancias. Sin lugar a dudas, ésta es una de las rutas en las que más problemas mecánicos se han dado. En todo el Iron, un total de 5 coches tienen que abandonar por problemas de diversa índole.
Parte de la organización llega pronto al primer avituallamiento, en el que nos llevamos una gran sorpresa: en el bar de Entrecruces todavía están de juerga. Gente muy maja, que nos invita a tomar algo. Tiempo después van llegando los participantes. Ya no hubo más incidentes hasta el segundo avituallamiento, en el que se ofrecía café, bollería, refrescos, zumos, etc.
Por la mañana, a eso de las 9, iban llegando todos a la Plaza de María Pita: los que llegaban del Iron nocturno y los que se incorporaban al diurno. Todos ellos tenían incluído el desayuno en el restaurante Noray.
Al acabar, nuevo briefing y taller de supervivencia y primeros auxilios en el medio natural por cortesía de Northvivor, a los que les agradecemos mucho toda su colaboración. 
Otra vez salida por Puerta Real, pero en este caso hacia el hotel Finisterre. Por el día se ven las cosas más claras, lo cual no impidió que también hubiera otro abandono por problemas mecánicos. La organización les acercó la comida, ya que, de lo contrario, llegarían al punto señalado demasiado tarde y muchos participantes colaboraron en la asistencia.
Mientras, en la Plaza de María Pita, la carpa de Noemborques ofrecía información sobre todos nuestros servicios y productos. Entre los más destacados, nuestros cursos de conducción fuera de asfalto. Y entre los productos, además de los accesorios 4x4, luces de señalización de emergencia y la nueva línea de productos Greloland, cuya presentación realizaremos en breve, comenzando por las camisetas.
Paralelamente, Northvivor mostraba sus productos en su tienda y su gama de servicios, como los cursos de primeros auxilios y emergencias en el medio natural.
A partir de las 19:30 comenzaban a llegar los primeros participantes a la plaza y a las 21 horas daba comienzo la cena en el restaurante Noray, al que le agradecemos todos sus servicios y la atención prestada. Al finalizar la cena, se entregaba la información turística a los participantes y se hacía el sorteo de regalos, productos cedidos por cortesía de Northvivor. El de los participantes en las 24 horas se fue a Redondela, como no podía ser de otra forma.
Desde la organización agradecemos a todos los participantes su asistencia y el buen ambiente reinante durante todo el Iron 24, lo cual, después de 24 horas de ruta, puede no resultar fácil de mantener.
También queremos darle las gracias por la colaboración prestada, a Apunto Rent a Car, que nos facilitó mucho la labor. Están en Pocomaco.
Y desde luego, queremos agradecer encarecídamente la colaboración del Ayuntamiento de A Coruña en esta primera edición del Iron 24 en nuestra ciudad. Todo han sido facilidades y amabilidad de todas las personas con las que tuvimos que tratar.