04 ABR

ASÍ FUE LA ECO RUTA 2022

Algo más de 300 Kg de basura retirados del monte en la VI edición de la Eco Ruta 2022 celebrada el pasado 2 de abril. Podía haber sido más, pero no está mal teniendo en cuenta que algunos participantes faltaron a la cita por cuestiones de salud, tanto de ellos como de sus vehículos.
En cualquier caso, lo importante es el esfuerzo que hicieron todos los que sí acudieron, destacando el de algunos de los más pequeños como Noa y Brais que recogieron más de 13 Kg de basura, eso sí, con las medidas de seguridad correspondientes. 
La Eco Ruta partió de Laracha con la asistencia del primer teniente de alcalde y concejal de Medioambiente, José Ramón Martínez Barbeito, que le dio la salida a los vehículos que enseguida fueron a llenar los depósitos de combustible a la estación de servicio Avia, paso imprescindible para participar en el concurso de bajo consumo.
Durante la mañana la caravana recorrió caminos de Laracha y Arteixo hasta llegar el punto limpio de esta localidad. Allí se hizo el primer vaciado y pesaje de las cajas facilitadas por Ecoembes, entidad colaboradora. También allí estaba esperando la unidad móvil de la Televisión de Galicia para realizar una entrevista en directo para el informativo fin de semana. No fue el único medio que se hizo eco de la noticia, ya que Diario de Bergantiños y la Voz de Galicia también lo sacaron en sus ediciones digitales. La repercusión mediática es uno de los puntos más importantes de la Eco Ruta. Por un lado para mostrarle al público en general las cosas buenas que tiene la actividad 4x4: somos personas que nos preocupamos por el medio ambiente, realizamos una actividad familiar, turística, ordenada y sostenible, generamos riqueza con el consumo en diversos sectores (accesorios, talleres, alojamientos, hostelería, combustible, etc.) y desarrollamos una activiad turística que sobre todo tiene incidencia en el rural y que está desestacionalizada, ya que se desarrolla preferiblemente en invierno. Y por otro lado, para concienciar a toda la sociedad de algo que parece de perogrullo: el monte no necesita nuestra basura.
Después del pesaje, todos fueron a comer al merendero del Área Recreativa de los Barreiros en Arteixo, después de lo cual, la ruta continuó hasta la cascada da Groba, que no todo va a ser coche.
Más adelante, algunos lugares con barro hizo que los participantes sacaran toda su pericia en la conducción fuera de asfalto, lo cual no sólo significa usar el volante y los pedales, sino que también supone realizar un trabajo con elementos de rescate como palas, cabrestante y gatos de varios tipos.
Otro de los puntos turísticos de la tarde fue cerca del mirador de Santa Leocadia, desde dónde todos pudieron disfrutar de la espectacular panorámica.
Llegando a Coruña, se hizo una parada en la estación de servicio As Moas, en dónde volvieron a llenar combustibles y se lavaron los coches por cortesía de la casa. Gracias a Javier por su colaboración.
Finalmente, todos llegaron al Parrote y allí quedaron expuestos los todo terreno. Agradecemos la colaboración de la Autoridad Portuaria de A Coruña, así como del ayuntamiento que facilitó un camión para la recogida de la basura. 
Pero antes del último pesaje, se realizó un merecido homenaje al Servicio del Seprona de la Guardia Civil, mediante entrega de un obsequio cedido por Ecoembes consistente en una réplica de una moto hecha con elementos reciclados y palabras de agrecimiento a los profesionales que trabajan todos los días por el medio ambiente. Agradacemos al Sargento Fernando Atanes, jefe del Paprona de Arteixo, las palabras dedicadas a los asistentes.
Pero tampoco nos olvidamos de agradecer al resto de entidadas colaboradoras: Ayuntamientos de Arteixo y Culleredo, Fundación Jorge Jove, Northvivor y Asociación Odysseus,  así como a los patrocinadores Lembus Ingeniería, Hotel Ibys Style Coruña y Renault Caeiro, sin los que todo esto no sería posible.
Después de la cena en el restaurante La Mansión, se dieron los premios al bajo consumo y al coche que más basura recogió, dando por finalizada la Eco Ruta 2022.
Desde Greloland queremos dar las gracias a todos los voluntarios por acudir a la llamada.